Juego libre

En medio del Eixample de Barcelona hay un espacio acogedor y estimulante donde las familias con niños pequeños pueden jugar libremente, sentir, descubrir, experimentar, aprender, imaginar, crear, expresarse, relacionarse y, sobretodo, divertirse.

 

Un espacio vivo y seguro que invita a saltar, subir, bajar, arrastrarse, o transformarlo con la imaginación.

 

Creemos en el juego libre. Creemos en el juego libre. Nuestro reto es proponer un ambiente de libertad y respeto con unos materiales adecuados para que se dé el juego espontáneo y natural.

 

Materiales que provoquen, que generen ganas de interactuar. Una vez presentadp el material, dejamos que los niños y niñas actúen espontáneamente, compañándolos y, si lo necesitan, ayudándolos y proponiéndoles maneras de jugar.

 

Dar juego y dejar jugar.

Cada vez más voces insisten en que la mejor extraescolar, la más educativa y la que más prepara para la vida adulta, es el juego. Y, si es posible, mejor el juego libre, entre iguales.

 

A menudo no se incluye tiempo para jugar a pesar de que el juego está considerado “una necesidad vital” de la infancia, como respirar o comer.

 

El juego libre mejora la autoestima, es creativo, transmite valores, socializa, fomenta el autocontrol, fija los conocimientos, favorece la comunicación, da agilidad, destreza y enseña.

 

Muchos niños piden a sus padres que los apunten a extraescolares para estar con sus amigos, sobre todo cuando la alternativa es estar solo en casa.

 

Los padres han de saber que, más que aprender muchas cosas, sus hijos han de jugar.

 

Jugar es igual a aprender, i jugando se aprende todo.

 

El aprendizaje más efectivo se lleva a cabo fuera de la escuela, jugando, sin límites horarios ni reglas.

 

No se puede crear y innovar sin pasar por el error, pero la escuela y la sociedad castigan el error, y el único marco en que puedes probar y probar, y pasar por fracasos sin que pase nada es el juego.

 

Psicólogos, pedagogos i sociólogos que siguen la evolución del juego aseguran que hoy en día el único lugar donde sobrevive el espíritu infantil desiempre y se juega entre iguales-sobre todo en las ciudades- es el patio de las escuelas, y allá no se llevan juuetes, de manera que a los niños no les resultan tan útiles.

 

El tiempo libre y de juego infantil cada vez es menor y además hay muchos niños que no tienen con quien jugar.

 

Por un lado, los niños dejan antes los juguetes, pero por otro ahora también juegan los adultos jóvenes y mayores, porque se dedica más atención a los hijos y los nietos.

 

No necesitamos un armario lleno de juguetes, sino objetos que despierten interés y ganas de jugar, porque el objetivo del niño no es el juguete –que sólo sorprende cuando se abre la caja-, sino el juego.

 

Extractos de unos artículos que os recomiendo de Mayte Ruiz en La Vanguardia:

 

“Deu raons que fan del joc la millor extraescolar per al teu fill”
http://www.lavanguardia.com/vida/20160918/41391086679/jugar-mejor-actividad-extraescolar-ninos-habilidades-competencias.html

 

“Més joc, menys activitats extraescolars”
http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20110916/54216033596/mas-juego-menos-actividades-extraescolares.html

 

“Tinc vuit anys i no en vull de joguines”
http://www.lavanguardia.com/encatala/20151216/30836630947/tinc-vuit-anys-i-ja-no-en-vull-de-joguines.html

 

 

 

 

 

 

 

El cau | villarroel 237, 08036 Barcelona | 937004467 | hola@el-cau.cat | @elcau237 | Avís legalimatge-contacta-cotxes